Banco Mundial: Ranking de Productividad

Banco Mundial: Ranking de Productividad

Nadie tiene derecho a destruir la reputación de nuestro país y graves sanciones deben ser estudiadas en relación al tema que aquí se aborda.

Según la entrevista del economista jefe del Banco Mundial (Sr. Romer), el diario de derecha, Wall Street Journal (WSJ), reporta que el Banco Mundial modificó la metodología muchas veces de manera injustificada y desorientadora en su estudio sobre “hacer negocios” (productividad) de los países. Lo grave es que el Sr. Romer declara, además, que la motivación de estos cambios era potencialmente de tinte político (no doce como llega a esa conclusión). Hoy promete revisar esta metodología, sin decir como se va a hacer, ya que afecta a muchos países del mundo. Pide disculpas a Chile, y dice que, hoy, él no puede defender la integridad del estudio. Él se culpa personalmente de esta situación. Al final del artículo, el WSJ también deja entrever que Romer es una persona muy controversial en el Banco.

Si esto es verdad –es decir, cambios de tinte político, no poder defender la integridad del estudio—nuestro Gobierno debería presentar una queja en todas las instancias internacionales, incluyendo organizaciones de justicia. Vergonzoso e inaceptable.

Pero, también hay dos otras declaraciones importantes de considerar.

Una, la del funcionario que estaba cargo de estos estudios, el Sr. Agusto Lopez-Claro, quien nota una serie de elementos que debemos considerar. Fuera de defender el estudio, él dijo que todos los cambios hechos fueron sujetos a revisión por expertos, incluyendo también a profesionales y ¡representantes de nuestro país! El WSJ no aclara esta situación, ni da nombres respecto a quienes en Chile le llego este estudio para comentarlo o revisarlo. Según Lopez, el proceso fue transparente. También, justificando el ranking de Chile, Lopez dijo que otros países estuvieron a la cabeza de reformas, con Chile un tanto atrás (un tema a aclarar).

Otra, las autoridades del Banco Mundial, donde el WSJ dice que ellos se comprometieron a corregir la situación, sometiendo este estudio a varios expertos internacionales para su revisión. ¿Qué otra cosa podría haber dicho a esta altura? Interesante: ellos NO opinan de Romer o Lopez.

Nunca trabajé en esta área, ya que no es mi especialidad. Por lo tanto, he tenido que leer sobre lo publicado, para entender el contenido de este vergonzoso hecho. Este es un índice que se enfoca en 10 variables: apertura de una empresa, obtención de permisos de construcción, obtención de electricidad, registro de propiedades, obtención de crédito, protección de inversionistas minoritarios, pago de impuestos, comercio transfronterizo, cumplimiento de contratos, y reducción de la insolvencia. No es claro cómo se construye el índice (coeficientes relativos de cada variable) ni cual variable fue manipulada (al parecer está relacionada con asuntos de “impuestos”). Lo mejor evaluado de Chile es “permisos de construcción” y “protección a inversionistas minoritarios”. Lo peor evaluado es “pago de impuestos”, “obtención de crédito” y “comercio fronterizo”. Como se manipularán las variables para un nuevo índice, no lo sé.

Una situación gravísima, que debe ser duramente sancionada a nivel de institución, como de los funcionarios envueltos. Este hecho debe ser exhaustivamente aclarado, particularmente cuando reportes de esta naturaleza afectan directamente de muchas maneras a nuestro país: inversiones, ranking, evaluación de crédito…

Condeno vivamente esta situación.

Quisiera terminar haciendo algunas preguntas: ¿fue este estudio revisado antes de ser publicado por el Representante de Chile ante el Consejo del Banco Mundial? ¿Si fue consultado, cuál fue su opinión? ¿Si no fue consultado, porque no lo fue? ¿Qué otros funcionarios de los gobiernos chilenos fueron consultados? ¿cuáles fueron sus opiniones? ¿Es posible que este estudio salió a la luz sin una revisión previa de nuestros funcionarios? ¿Quién facilitó los datos y cifras para este estudio? ¿por qué Romer hace esta declaración sin antes debatir su contenido internamente?
¿hubo una universidad chilena envuelta en este estudio? ¿Cuál fue la participación del Ministerios de Hacienda? Quisiera saber cuáles son las respuestas a estas preguntas ya que, en mi vieja experiencia, nunca vi un reporte de país que haya salido a la luz sin la participación oficial del país en cuestión. Debe haber una reunión del Congreso en pleno a deliberar y definir un camino a seguir.