Navidad Con La Madre Naturaleza

¡Soy hijo de tus entrañas Madre Naturaleza!

Sólo puedo oír porque compartes conmigo tus sonidos sutiles y elementales

Sólo puedo ver a tus rosas porque tus rosas me están viendo a mi

Sólo puedo oler tus fragancias porque me has impregnado de tu belleza

Sólo puedo saborear tus gustos porque me has conectado a lo más elemental

Sólo puedo tocar tus ríos y montanas porque los llevo en mi sangre y huesos

Sólo puedo caminar tus caminos sagrados porque de lo sagrado venimos los dos

Sólo puedo jugar en tus jardines mágicos porque la vida que me has dado es una magia

Sólo puedo sentir el agua porque has penetrado la totalidad de mis venas

Sólo puedo sentir la tierra porque me la compartes diariamente en mi largo caminar

Sólo puedo sentir el espacio porque me has enseñado a volar junto a tus cóndores

Sólo puedo sentir el viento porque eres la esencia que remueve todo lo que me sobra

Sólo puedo sentir el fuego porque me das el calor que necesito para cobijarme de las tormentas

No pienses que no te amo

No pienses que te hemos abandonado

No pienses que somos desconsiderados

Estamos ebrios con lo que no nos hace falta

Estamos desconcertados por no caminar en la dirección adecuada

Estamos ciegos porque nos tapamos los ojos nosotros mismos

Ayúdanos a cambiar nuestra consciencia y así entenderemos la importancia de tu existencia

Ayúdanos a caminar como se debe y respetando todas las formas de vida

Ayúdanos a sanar no solamente nuestro cuerpo sino también nuestra alma

Permite que mis hijos y nietos vean tus flores y escuchen tus pájaros

Permite que las generaciones futuras gocen de todo lo que hemos gozado nosotros, y más

Permite que corran los niños sin que existan fronteras que traspasar

Yo soy porque tú eres y tú eres porque yo soy